Aclarando mitos: ¿es el ajo realmente tóxico para nuestros peludos?

el ajo es bueno para los perros

Decidí escribir este artículo sobre el ajo para aclarar muchas dudas sobre este alimento y su uso en perros y gatos,  ya que he notado muchísima desinformación en cuanto al ajo, su toxicidad, sus propiedades y cómo podemos añadirlo de manera segura dentro de la alimentación de nuestros peludos.

El ajo tiene múltiples beneficios para ellos, pero por supuesto no es un suplemento que todos pueden usar. Sigue leyendo para descubrir todo acerca del ajo.

¿Es el ajo tóxico? Derribando mitos

El ajo tiene muy mala fama: muchas páginas web (así como veterinarios) lo incluyen dentro de su lista de alimentos prohibidos. Sin embargo, toda esta mala fama se debe a un estudio publicado en el año 2000, en el cual se concluyó que la administración de ajo en perros podría contribuir a la aparición de Anemia Hemolítica.

Sin embargo, analicemos más de cerca este estudio:

  • Durante el estudio los investigadores administraron 1,25 ml de extracto de ajo (ajo concentrado, equivalente a 5 gramos de ajo entero) por cada kilogramo de peso del animal, todos los días, durante 30 días.
  • Después de 30 días, los investigadores observaron un decrecimiento en el conteo de eritrocitos, hemoglobina y HCT (lo cual puede contribuir a la aparición de anemia hemolítica), sin embargo ningún perro llegó a presentar dicha anemia.

Como ves, los investigadores alimentaron a los perros con cantidades exageradas de extracto de ajo todos los días, durante un mes, lo cual derivó en un indicio de anemia hemolítica, pero no una anemia per se. Esto significa que tendríamos que alimentar a un perro de 34 kilos con al menos 60 dientes de ajo al día, durante mes y medio para causar tal efecto sobre su organismo.

La polémica del ajo viene dada gracias a dos de sus componentes: el s-metil cisteína sulfóxido y disulfuro de n-propilo, los cuales administrados en grandes cantidades pueden contribuir a la aparición de anemia hemolítica, sin embargo, ¿a quién se le ocurriría alimentar con tal cantidad exagerada de ajo a su perro o gato? ¡Espero que, por sentido común, a nadie!

Contrario a lo que muchos piensan, el ajo administrado en pequeñas cantidades aporta muchísimos beneficios para la salud de nuestros peludos, ¡desde beneficios nutricionales hasta antibióticos, antivirales y hepáticos!

beneficio del ajo en perros
La comida de Miel, con suplemento de Ajo

Beneficios de incluir el ajo dentro de la alimentación de tu peludo

El ajo es muy nutritivo

El ajo es rico en muchos nutrientes y por lo tanto un buen suplemento alimenticio, es rico en: proteínas, aminoácidos esenciales, calcio y fósforo (los cuales son los dos minerales más abundantes e importantes para el organismo de nuestros peludos), potasio, magnesio, sodio, selenio, zinc, riboflavina, vitamina A, C, B6, B9, K, quercitina y compuestos sulfurados.

El ajo es un antibiótico natural increíble

El ajo tiene propiedades antibióticas, antibacteriales, antifúngicas y antivirales. Funciona increíblemente bien en el tratamiento y prevención de cualquier virus, bacteria, infección por hongos e incluso parásitos como la Giardia y las lombrices.

El ajo funciona contra parásitos externos

Gracias a sus propiedades antibacteriales, antifúngicas y antivirales, el ajo no solo es una excelente opción natural para prevenir parásitos internos, sino que también es un excelente repelente contra parásitos externos, incluyendo pulgas, garrapatas y mosquitos.

¡Es un suplemento natural que no falta en la alimentación de Miel durante los meses de calor! Me ayuda mucho a disminuir el uso de pipetas y antiparasitarios químicos. Si alimentas con ajo a tu peludo durante la temporada de bichos, podrás hacerlo menos apetecible a estos parásitos.

El ajo fortalece el sistema inmunológico

Muchos estudios científicos confirman que el ajo es un excelente estimulante del sistema inmunológico y del sistema linfático, lo cual ayuda a prevenir enfermedades y protegerlo contra posibles patógenos.

El ajo ayuda a la función hepática

El ajo contiene al menos 6 compuestos que ayudan al hígado a cumplir con sus funciones y a activar las enzimas que lo ayudan a filtrar desechos y toxinas del cuerpo, para mantenerlas fuera del torrente sanguíneo. Además, estos componentes previenen la acumulación de toxinas en el cuerpo, lo cual a su vez contribuye a prevenir enfermedades degenerativas y el envejecimiento.

Descarga GRATIS la Guía de Nutrientes Esenciales para perros y gatos junto a sus fuentes naturales

¡El ajo es anticancerígeno!

Una de las propiedades más interesantes e increíbles del ajo es su capacidad de incrementar la producción de las células que atacan células cancerígenas en el cuerpo, lo cual lo hace un excelente suplemento natural para el tratamiento del cáncer.  

Además, se ha comprobado que el ajo ayuda a prevenir la formación de tumores en diferentes partes del cuerpo.

El ajo ayuda al sistema respiratorio

El ajo es un excelente expectorante y ayuda a combatir infecciones que puedan afectar a la boca de nuestros peludos, garganta y tracto respiratorio así como también del tracto gastrointestinal (estómago e intestinos).

Dosis y administración

La dosis segura para administrar ajo a nuestros peludos es de 1/4 de cucharadita por cada 5 kg de peso. Evita los ajos envasados y prefiere el ajo crudo, fresco y triturado por ti mismo.

En gatos se recomienda iniciar con una dosis menor, ya que podría causar molestias estomacales o gases.

Consejo: tritura el ajo 10 minutos antes de darlo de comer a tu peludo, así activarás la Alicina, el cual es el compuesto responsable de sus propiedades antibióticas, antivirales, antibacterianas y antifúngicas.

Contraindicaciones

El ajo en pequeñas cantidades es beneficioso, sin embargo no es para todos los peludos. EVITA el ajo en los siguientes casos:

  • Cachorros menores de 6 meses: los cachorros nacen con un número limitado de glóbulos rojos y no empiezan a producir más sino hasta después de las 8 semanas, por esto es recomendable esperar a que tengan una producción estable de glóbulos rojos antes de incluir ajo en su alimentación.
  • Perros o gatos que sufren o hayan sufrido de algún tipo de anemia.
  • Peludos que estén tomando medicamentos para el corazón, anticoagulantes, insulina, antiácidos o bajo tratamiento de quimioterapia.
  • Perros de raza Akita Inu o Shiba Inu, ya que estas razas son más sensibles ante los compuestos del ajo.
  • Perras lactantes: el ajo cambia el sabor de la leche, por lo que no se aconseja en perras embarazadas o lactantes.

Ya lo sabes, siguiendo la dosis indicada (excepto si está contraindicado para tu peludo) puedes añadir ajo en su alimentación. Si quieres saber cuáles otros suplementos puedes añadir a la alimentación de tu peludo, consulta este artículo.

Si te gustó y te pareció útil la información, comparte ⬇⬇⬇

Aclarando mitos: ¿es el ajo realmente tóxico para nuestros peludos?

Jessica Da Silva

Especialista en Nutrición Natural Canina y Felina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación

¡Suscríbete al blog!

Suscríbete para recibir consejos que te ayudarán a mejorar la alimentación y la salud de tu perro o gato 🐾

Sin spam, solo información valiosa.