Preguntas frecuentes sobre Dieta BARF y nutrición natural para perros y gatos

Todos los días recibo un aluvión de preguntas acerca de la dieta BARF y la nutrición natural para perros y gatos en general, tanto aquí en el blog como en mis cuentas de redes sociales. Muchas de las preguntas que recibo son recurrentes, por lo que me dispuse a buscar alguna forma de responder a esas preguntas de manera pública, para que puedan servir de referencia a otras personas que puedan tener las mismas dudas. 

Pensando en cómo solventar esta situación, nació esta sección del blog 🙌. En este apartado de preguntas frecuentes podrás encontrar respuesta a las dudas más frecuentes sobre dieta BARF (cruda) y sobre alimentación natural —incluyendo dieta cocida— para perros y gatos. Espero que esto sirva para hacerte el camino hacia una alimentación natural mucho más fácil y sencillo.

Navegar en esta sección es muy sencillo: tan solo debes colocar la pregunta en el recuadro de búsqueda para que el sistema te muestre el mejor resultado para ti. 

¿No encuentras la respuesta a tus dudas? Déjame tu pregunta a continuación. Continuamente añadiré nuevas preguntas y respuestas, tomando en cuenta las preguntas que me dejen en el formulario.

Las frutas y verduras son, aunque un componente pequeño, parte importante de la dieta BARF gracias a su aporte de fibra que ayuda a regular el tránsito intestinal y a su gran cantidad de antioxidantes y fitonutrientes. Sin embargo, no a todos los peludos les gustan las verduras.

Si tu perro no quiere comer las verduras, intenta de las siguientes maneras:

  • Diferentes métodos de cocción: en crudo, al vapor o a la plancha.
  • Triturarlo hasta hacer puré y mezclar bien con la carne y vísceras.
  • Triturar y mezclar con yogur. También se puede ofrecer congelado a modo de helado.
  • Cocinar a la plancha sazonando con ajo en polvo y hierbas aromáticas como el tomillo, perejil, salvia, orégano, etc.
  • Cocinar las verduras en un caldo de pollo o de huesos.
  • Probar y rotar diferentes frutas y verduras de temporada, no ofrecer siempre las mismas.

¡Ten paciencia! Intenta de varias maneras y verás que alguna funciona.

Puedes comprar los alimentos en un supermercado o en mercados que albergan carnicerías, polleras, pescadería, carnicería y casquería (tienda de vísceras). También puedes comprar el alimento ya preparado a alguna empresa de alimentación BARF comercial.

Mi recomendación es que investigues en diferentes supermercados, carnicerías y mercados de tu zona para que te hagas una idea de dónde conseguir las cosas y de los mejores precios.

Todas las carnes que demos crudas a nuestros peludos deben pasar por un período mínimo de congelación, para asegurarnos de eliminar posibles parásitos u otros patógenos que pudiera contener la carne cruda.

Los tiempos mínimos de congelación son:

  • 3 días para el pollo, pavo, vaca, conejo, cordero y la mayoría de carnes.
  • 10 a 15 días para el cerdo, el pescado y la carne de caza.

No es recomendable, ya que ambos alimentos cuentan con tiempos y procesos digestivos diferentes, pudiendo resultar en problemas o molestias gastrointestinales. Si quieres brindar una dieta mixta, te recomiendo dar la dieta cruda por separado del pienso en dos tomas diferentes.

Puedes leer más al respecto en el siguiente artículo: Por qué NO debes mezclar comida cruda y pienso en el mismo plato.

Si tu peludo tiene una patología la mejor opción será, sin duda, cambiarlo a una dieta natural. Sin embargo, la dieta BARF (cruda y con huesos carnosos) no siempre es la mejor opción para el 100% de los casos. Algunos peludos requieren de una dieta cocida y otros de una dieta cruda con adaptaciones especiales según su patología. Por lo que, si tu peludo sufre de una patología, mi consejo es que acudas a un especialista en nutrición natural que te ayude a construir una dieta natural personalizada y adaptada a las necesidades específicas de tu peludo.

Lo que NO te aconsejo bajo ningún concepto es alimentar a tu peludo con un alimento ultraprocesado como el pienso o las croquetas.

El corazón cuenta como carne muscular dentro de una dieta BARF porque su perfil nutricional se asemeja más al de la carne muscular que al de las vísceras.

Si quieres leer más al respecto, puedes consultar este artículo: El corazón, ¿cuenta como carne o como víscera en la dieta barf?

Otras proteínas que generan confusión y que cuentan como carne muscular en una dieta BARF son las mollejas, las ubres, la lengua y la tripa (panza, mondongo), sea verde o blanca.

Depende de varios factores, aunque en líneas generales alimentar a un perro o un gato con dieta BARF puede salir igual de precio o inclusive más barato que alimentarlo con un pienso o croqueta de "calidad".

Para que te hagas una idea, yo gasto entre 55 y 60 euros al mes para alimentar a cada una de mis perras (25kg), mientras que si las alimentara con un pienso "de calidad" podría gastar entre 70 y 80 euros al mes. Por supuesto, si alimentas a tu peludo con un pienso muy barato, cambiar a una dieta BARF puede suponer un aumento en el presupuesto, aunque siempre podemos buscar ofertas e indagar dónde conseguir los huesos, carnes y vísceras más baratos.

Sin duda, alimentarlos con dieta natural NO es caro y te ahorrará muchas idas y venidas al veterinario en un futuro.

Los perros y gatos pueden comer una variedad de pescados, aunque siempre debemos dar prioridad al consumo de pescados pequeños, ya que estos contienen una menor cantidad de metales pesados provenientes de los océanos.

Los mejores pescados para perros y gatos son:

  • Sardinas
  • Anchoas
  • Boquerones
  • Cornalitos
  • Jurel
  • Espadines

También pueden comer:

  • Merluza y otros pescados blancos.
  • Salmón.

El atún es preferible evitarlo, ya que al ser un gran depredador contiene una gran cantidad de mercurio y otros metales pesados.

Puedes consultar la lista completa de pescados aptos para perros y gatos en este artículo: Guía de carnes y pescados aptos para perros y gatos en una dieta natural.

La dieta BARF puede necesitar suplementos en función de las necesidades especiales que pueda tener el peludo y de la variedad de alimentos que incluyamos en su dieta.

Un perro que consume una variedad de huesos carnosos, carne muscular, vísceras, huevos y pescados (con un mínimo de 3 proteínas animales terrestres + 1 pescado) no necesitará mayor aporte de suplementos, aunque los siguientes pueden ser de mucha utilidad para aportar un extra:

  • Algas marinas multivitamínicas (fuente de yodo): spirulina, fitoplancton marino, kelp, nori, entre otras.
  • Probióticos: yogurt, kéfir o vegetales fermentados.
  • Aceites saludables como el de coco o el de oliva extra virgen.
  • Caldo de huesos.
  • Ácidos grasos Omega 3 (si no consume pescado).
  • Algunas hierbas nutritivas como el perejil, orégano, diente de león, ortiga, salvia, tomillo, entre otras.

Puedes consultar en este artículo algunos de los suplementos más representativos dentro de una dieta natural, y en este otro los suplementos que más uso y recomiendo: Suplementos para perros y gatos que uso y recomiendo.

Los perros y los gatos pueden comer una gran variedad de verduras, entre ellas la zanahoria, calabaza, calabacín, brócoli, espárragos, pimiento rojo, rábano, verduras de hoja verde, entre otros.

Puedes consultar la lista completa de verduras y frutas aptas para perros y gatos en el siguiente artículo: Lista de frutas y verduras aptas para perros y gatos.

Los perros y los gatos pueden comer diversas frutas, entre ellas la manzana, banana, pera, papaya, melón, frutos rojos, sandía, mango, caqui, kiwi, entre otros.

Puedes consultar la lista completa de frutas y verduras aptas para perros y gatos en este artículo: Lista de frutas y verduras aptas para perros y gatos.

Las vísceras son el mejor mutivitamínico natural que podemos añadir a la alimentación de nuestros perros y gatos. Los perros pueden comer las siguientes vísceras:

  • Hígado.
  • Riñón.
  • Pulmón.
  • Bazo.
  • Páncreas.
  • Sesos.
  • Testículos.
  • Ovarios.

Puedes consultar la lista completa de vísceras aptas para perros y gatos en este artículo: Guía de vísceras aptas para perros y gatos en una dieta natural

Los perros y los gatos pueden comer cualquier tipo de carne proveniente del músculo de cualquier animal, entre ellos: pollo, pavo, cerdo, vaca o ternera, cordero, conejo, cabra, codorniz, pato, ciervo, búfalo, jabalí, entre otros.

Es importante resaltar que las mollejas, el corazón de los animales, la lengua y la tripa (panza, mondongo) son considerados como carne muscular dentro de una dieta BARF.

Si quieres leer más sobre los tipos de carne muscular aptas para perros y gatos, puedes leer este artículo: Guía de carnes y pescados aptos para perros y gatos en una dieta natural.

Los mejores huesos carnosos para gatos, cachorros o perros pequeños son los cuellos de pollo, las puntas de ala de pollo, la codorniz partida y las costillas de conejo.

Puedes leer más sobre los tipo de hueso carnoso aptos para perros y gatos junto a todo lo que necesitas saber sobre ellos en este artículo: Guía de huesos carnosos en la dieta BARF para perros y gatos: todo lo que necesitas saber.

Los mejores huesos carnosos para barferos principiantes son:

  • Cuellos, alas y carcasa de pollo.
  • Huesos de conejo.
  • Codorniz.

El hueso a elegir dependerá del tamaño de la mandíbula de tu peludo. Si tienes perros pequeños o gatos puedes elegir los cuellos de pollo o la codorniz, mientras que si tienes perros grandes puedes elegir las carcasas de pollo.

Los perros grandes también suelen manejar muy bien los cuellos de pavo o pato desde el inicio.

Si quieres saber más sobre los diferentes tipos de hueso carnoso aptos para perros y gatos y todo lo que necesitas saber sobre ellos, puedes consultar este artículo: Guía de huesos carnosos en la dieta BARF para perros y gatos: todo lo que necesitas saber

¡Sí! Los perros y los gatos pueden comer huevo crudo, aunque si es la primera vez que vas a ofrecer un alimento crudo te aconsejo que cocines el huevo primero y lo ofrezcas cada vez menos cocido.

Los perros pueden comer 1 huevo de gallina por semana, por cada 10 kg de peso, mientras que los gatos pueden comer 1 huevo por semana.

Si eliges huevos de codorniz, toma en cuenta que 3 huevos de codorniz equivalen a 1 de gallina.

Si quieres saber más sobre la dosis de huevos por semana y los beneficios que aporta el huevo a la salud de tu peludo, puedes consultar este artículo: 5 razones para incluir huevos en la alimentación de tu peludo.

 

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00

Deja tu pregunta

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación

¡Suscríbete al blog!

Suscríbete para recibir consejos que te ayudarán a mejorar la alimentación y la salud de tu perro o gato 🐾

Sin spam, solo información valiosa.